Connect with us

Internacional

Falleció el primer paciente con trasplante de riñón de cerdo en los Estados Unidos

Por: La Redacción.

Ciudad de México., a 13 de mayo del 2024.- Richard Slayman, el paciente que recibió el primer trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente, falleció un mes y medio después de la cirugía. El equipo de trasplantes del Hospital General de Massachusetts, donde se realizó la operación hace menos de dos meses, expresó en un comunicado su profunda tristeza por el fallecimiento de Slayman, de 62 años, y dio el pésame a su familia.

De acuerdo con el comunicado, no había indicios de que hubiera fallecido por causa del trasplante. El hombre originario de Weymouth, Massachusetts, fue la primera persona viva en recibir un riñón de cerdo luego de que se habían realizado trasplantes a pacientes con muerte cerebral y el procedimiento marcó un hito en el avance de los xenotrasplantes (trasplantes entre especies diferentes) como una alternativa para los cientos de miles de personas que se encuentran en espera de un trasplante.

Slayman se sometió a un trasplante de riñón en el hospital en 2018. Tras vivir con diabetes y presión arterial alta durante muchos años, Slayman experimentó signos de falla renal y tuvo que volver a diálisis en 2023, cuando su condición empeoró, al punto que los doctores le sugirieron someterse a este tratamiento experimental. Los médicos esperaban que, si el procedimiento resultaba exitoso, la expectativa de vida de “Rick” podía extenderse hasta dos años más. En un comunicado, la familia de Slayman agradeció a sus médicos.

Advertisement

“Sus enormes esfuerzos al frente del xenotrasplante proporcionaron a nuestra familia siete semanas más con Rick, y los recuerdos que creamos durante ese tiempo permanecerán en nuestras mentes y corazones”, expresaron.

¿Cómo se llevó a cabo el trasplante de riñón de cerdo?

El trasplante de riñón de cerdo llevado a cabo en Richard Slayman marcó un hito en la medicina, representando un avance significativo en la búsqueda de órganos disponibles para pacientes con urgencia. La cirugía, que tuvo una duración de cuatro horas, implicó la implantación de un riñón porcino modificado genéticamente mediante la tecnología CRISPR-Cas9.

Esta innovadora técnica permitió la eliminación de genes porcinos potencialmente perjudiciales y la introducción de genes humanos, asegurando así la compatibilidad del órgano con el cuerpo humano. Con la creciente escasez de órganos para trasplante, este procedimiento emergente ofrece una esperanza tangible para las más de 100,000 personas en lista de espera en Estados Unidos, donde lamentablemente 17 individuos fallecen diariamente mientras aguardan por un órgano compatible.

Advertisement

Lo mas visto